Los beneficios del sexo en el baño

Los beneficios del sexo en el baño

El amor en una pareja es como una jardín, si no se riega acaba por secarse. Y para que ese jardín se mantenga fresco, vivo y con buen aspecto hay que irlo regando día a día, con diferentes formas y siempre con pasión. Una buena forma de regarlo es practicando sexo en el baño. La verdad es que son múltiples los beneficios de hacerlo allí, por eso, te animamos a que lo hagas y que luego, nos cuentes como te ha ido la experiencia.

El baño es uno de los lugares ideales para hacer el amor. Te puedes imaginar agua caliente, el dulce olor de su jabón favorito y la compañía de la persona que más amas. ¿Hay algo mejor? Lo tienes todo para darle rienda suelta a tu imaginación y a tu pasión.

En la bañera, sólo hay dos personas. Este momento que comparten puede hacer su relación todavía más estrecha. Lo mejor de todo es que se prohíben móviles, es lo mejor no vaya a ser que se caiga al agua. Así que es el momento de disfrutar de la otra persona.

Será la mejor forma de aumentar la confianza él uno en el otro. Si lo que quieres es deshacerte de cualquier inseguridad que tienes con tu cuerpo, no hay mejor oportunidad que compartir una ducha con tu pareja. Eso sí, es obvio que el lugar no se presta para grandes acrobacias así que disfruta del contexto más que de variar las posiciones. Lo más efectivo: posturas de pie y bien juntos. Es el momento de sentir piel contra piel.

El verse desnudos bajo la ducha sin duda aumentará el deseo sexual. Piensa que este momento podría convertirse en el mejor juego previo para sus encuentros. Podrás hacer muchas posturas. Ahora bien, te recomendamos que si tiene mampara, hayas comprobado que sea de calidad, no vaya a ser que de tanta pasión, tengáis un disgusto. Echa un vistazo a mamparaseconomicas.com, las tienen de varias puertas y formas. Seguro que alguna encaja bien.

Seguimos con los consejos. No vayamos a tener un disgusto así que necesitas una alfombra antideslizante. Lo ideal para ser precavidas es que ya sea parte de los artículos que tienes dentro de la ducha, pero si no es el caso debes colocar una antes tener sexo allí. Sino tu entusiasmo del momento te va a dejar con algunos moretones y hasta incluso un esguince.

Ojo con usar condón. No es nada recomendable. Busca otro método anticonceptivo ya que con el agua el lubricante del condón se lava y es muy factible que el látex se rompa. En caso de no hacerlo, igualmente reduce su efectividad. Así que si no puedes hacerlo sin condón, absténganse de la ducha, aunque hay otros medios para no quedarse embarazada.

La ducha está diseñada para que el chorro moje a una persona, así que por naturaleza no sería un espacio para compartir. Igual lo puedes hacer, pero lo claro es que ninguno de los 2 va a estar lo suficientemente mojado y que el agua caliente no alcanzará. Así que de aquí puedes tomar 2 conclusiones: la ducha es para tener sexo rápido (comienza con los juegos fuera de la ducha, sino el orgasmo se puede retrasar) y es probable necesites algo de lubricación extra.

Adiós al estrés

Cuánto tiempo al día verdaderamente estás con tu pareja? Desafortunadamente, la vida diaria nos obliga a hacer muchas actividades al mismo tiempo. Al compartir el baño con tu pareja te ves obligada a estar presente en ese momento. Una recomendación es que no pongas mucha luz y que lo decores con velas.

La verdad es que este argumento es muy poco sensual, pero es tan cierto como que todas las mañanas sale el sol. Hacer el amor en la ducha es la mejor forma de ahorrar agua, ahora que está tan cara la factura. Un hombre tarda 9 minutos en bañarse; una mujer toma 30 segundos más, de acuerdo a la Escuela en Ciencias del Agua de Estados Unidos. Y siempre una ducha es más ahorrativa de agua que un baño. Ahora imagínate si lo hacen al mismo tiempo.

Supongo que después de estos consejos te habrán entrado muchas ganas de ir avisar a tu pareja e ir a la ducha, ¿verdad?