Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Consejos para el paciente oncológico

cáncer

cOMPARTE

El cáncer siempre nos da cierto vértigo el solo oír hablar de él. Los especialistas en esta enfermedad de ivo.es, nos comentan que sí que es cierto que la calidad de vida se ve resentida con esta enfermedad, en el tema físico, las secuelas quirúrgicas o las toxicidades de los tratamientos.

Las opciones psicológicas, sociales y laborales, así como los conyugales o familiares son un reto al que podemos enfrentarnos a nivel diario.

Pensemos que a nivel general, el paciente cuando supera la fase más aguda de la enfermedad se tiene que incorporar de forma plena al entorno, donde hay muchos problemas que van a impedir que la persona va a poder hacer una vida normal.

Hay que adecuarse a un marco nuevo que se crea a nivel social, laboral o familiar, algo que no siempre será sencillo y que va a depender de bastantes factores a nivel limitante, caso de las secuelas crónicas que nos pueda hacer padecer.

Recomendaciones

De cara a que la vida sea más sencilla para los pacientes y de manera resumida vamos a exponer algunas recomendaciones, de gran utilidad para la mejora de la calidad de vida por parte del paciente oncológico.

Informarse de manera adecuada sobre el diagnóstico y la clase de tratamiento, así como la participación activa con los profesionales, colaboran con el médico en algo que lo pueda requería.

No tienes que dudar en pedir ayuda al entorno familiar y a los profesionales, de tal forma que se compartan los momentos de tristeza, miedo o ansiedad. Es mejor evitar la vida en soledad.

Consulta al médico la totalidad de síntomas físicos que puedas tener, tanto los que deriven de la enfermedad como la causa de los diferentes tratamientos en cuestión.

Normalizar la vida siempre que sea posible. Hay que intentarlo sin que nos forcemos, de tal forma que se mantenga un nivel interesante de actividad.

Recuperar las aficiones, puesto es buena idea dedicar tiempo de manera regular, de tal manera que intentemos que la enfermedad no vaya a ser el centro de nuestra vida.

Hay que evitar los comentarios comparativos con otra serie de pacientes, puesto que cada caso va a ser distinto.

Por todo ello es buenos consultar la totalidad de dudas que puedas tener con el médico o el personal de enfermería. No debes quedar afectado por perder enfermos conocidos o pertenecientes del ámbito público, puesto que el hecho sucede de manera constante con la totalidad de enfermedades y que cada caso es importante y va a ser independientemente de la evolución de la enfermedad de otra serie casos.

Mantener el espíritu optimista y de luchar, aunque haya problemas, puesto que muchas veces existen una serie de soluciones para que haya mejoras de los problemas que puedan aparecer.

Siempre es bueno el que se cuide bastante la higiene personal, el cuidado de la boca y dejar de fumar tabaco.

La alimentación tiene que ser equilibrada o variada, adaptada al paciente, sin ser forzada y donde la hidratación diaria vaya a ser abundante y permite un consumo a nivel moderado de alcohol.

Se tiene que cumplir con el tratamiento médico que se necesita habitualmente, debiendo consultar al médico en el caso de que tengas dudas al respecto.

Hay que confiar en los médicos y no olvidarse que los índices para la curación del cáncer van a ser mucho más importantes. De todas formas no hay que perder la esperanza, puesto que aunque no se logre la curación por completo, habrá bastantes posibilidades de que esa calidad de vida sea mucho mejor.

Afrontar el futuro con el necesario optimismo

Hacer una vida normal que se integre en el entorno a nivel sociofamiliar, acudiendo a las revisiones médicos con periodicidad, siempre convencidos de que normalmente es reducida la posibilidad de que haya recaídas, donde es posible que desaparezcan estas con el paso del tiempo.

Conclusiones

Luego de haber leído todo lo que teníamos que contar sobre un tema tan interesante como este, seguro que ahora lo tienes más claro. Así que ya sabes, ahora te toca ser fuerte, buscar especialistas de verdadera calidad y que pongan todo lo que es necesario para que se pueda afrontar esa lucha que es tan necesaria.

Así que ya sabes, desde aquí te deseamos la mayor de las suertes, puesto que así vas a poder enfrentar toda esta situación de la mejor manera y con grandes posibilidades para que puedas abordar la recuperación tal y como se merece.

Desde aquí nuestros mejores deseos en este sentido para ganar la batalla al cáncer.

Más para explorar