Una vida sexual sana, tengas la edad que tengas

Una vida sexual sana, tengas la edad que tengas

El sexo muchas veces es tabú, en la gran mayoría de las veces, pero es gracioso comprobar cómo hay ciertos sectores donde además de tabú puede ser sacrilegio, aún en el siglo en el que estamos. El mejor ejemplo lo encontré hace unos días en una amiga, auxiliar de geriatría, que trabaja en una residencia de ancianos de la capital y que me contó una historia sobre una pareja de ancianos enamorada que se habían conocido en dicha residencia.

La historia es típica: se vieron, se gustaron, se conocieron, hablaron mucho, rieron, pasearon, se dieron la mano y al final se enamoraron. ¿Y qué hacen las parejas de enamorados? Pues tienen sexo, es algo lógico y natural, pero cuando la media de edad de la pareja es de 70 años y viven en una residencia de ancianos (más por comodidad que por otra cosa) la cosa no está bien vista. Y yo me pregunto ¿por qué? Si eso es sano, da alegría y ambas personas están en su sano juicio… ¿qué puede tener eso de malo?

MI abuela, que tiene ya 86 años, está ingresada en la residencia geriátrica benviure.com y si un día viniera una enfermera, el psicólogo o quien fuese y me dijera que la mujer está teniendo relaciones sexuales con otro huésped aplaudiría a la señora. En mi caso eso es imposible porque la pobre mujer lleva años sin levantarse de la silla de ruedas pero ¿por qué iba yo a alarmarme si estoy en este mundo porque ella mantuvo relaciones sexuales con su marido hace años? Es ridículo.

shutterstock_323504951reducida

En la infancia también es tabú

Es como cuando hablamos de los niños y de cómo experimentan con su cuerpo para explorarse y conocerse a sí mismos. En pleno s. XXI es nombrar la masturbación infantil y es como si estuviéramos hablando del diablo o algo así, pero es algo natural que no debiera hacer sonar las alarmas ni mucho menos. Tenemos demasiados tabúes en esta vida como para encima ir creando más.

Y os puedo asegurar que no es por falta de información. Antes sí lo era pero ahora es imposible porque pones algo en Google y encuentras información a punta pala. En esta web, por ejemplo, se habla abiertamente de la masturbación infantil y de cómo los padres deben afrontarla, pero nosotros seguimos pensando que es pecado… como cuando mi abuela, la misma que ahora está en Benviure, me decía cuando era niña que tocarme el ombligo era pecado y yo pensaba ¿por qué? Pero nadie me lo explicaba así que seguía con la duda y cuando volvía a tocarme y me pillaba mi abuela me volvía a decir: “No te toques el ombligo, que es pecado”. Y así por los siglos de los siglos hasta que dejé de escucharlo y aún hoy en día sigo sin entender por qué tocarse el ombligo era pecado, según ella claro está.

El ser humano, tenga la edad que tenga (6 años o 60) es un ser sexual y no podemos intentar evitar nuestra naturaleza así que lo mejor que podemos hacer es vivirla abiertamente, respetándonos a nosotros mismos y a los demás.