¿Qué debemos saber sobre la sífilis?

¿Qué debemos saber sobre la sífilis?

Una campaña gubernamental de prevención de las enfermedades de transmisión sexual lanzaba estos slogans: “Si tu vida es una aventura, protegerte está en tus manos porque para evitar las enfermedades de transmisión sexual la mejor solución es la prevención”, o “El amor y la confianza no son una vacuna para las enfermedades de transmisión sexual”. Y una de esas enfermedades infecciosas de transmisión sexual (ETS) es la sífilis, causada por una bacteria denominada Treponema pallidum.

Esta enfermedad se puede contraer cuando se mantienen relaciones sexuales sin preservativos con una persona que tiene infección, a través de sexo anal, vaginal o por sexo oral. La enfermedad comienza con una llaga indolora, por lo general en el recto, ano, pene, vulva, vagina, así como úlceras en la boca o labios que pueden ser dolorosas, por lo que la transmisión se realiza de persona a persona a través del contacto de la piel o de las membranas mucosas que tienen estas llagas. Las mujeres embarazadas pueden transmitir la enfermedad a su hijo/a. Esta enfermedad no se contagia por usar el inodoro, bañera, ropa, utensilios para comer, piscinas, jacuzzis, pomos de las puertas, etc. Su incidencia se ha incrementado en los últimos años, especialmente entre los hombres que tienen relaciones con hombres y en personas con múltiples parejas sexuales que no utilizan las medidas de prevención adecuadas. Si bien, se puede disfrutar del erotismo sin correr ningún riesgo y esto es algo que Vahinemassagedemuestra cada día ya que este es un lugar de masajes eróticos de Alicante donde sus diosas profesionales, discretas y cualificadas en masajes sexys te harán relajarte y disfrutar después de un duro día de trabajo mediante su amplia y maravillosa carta de masajes inhibiéndote de la realidad y dando la bienvenida al placer, siempre con los más altos niveles de seguridad.

Si ha estado en contacto con alguna persona con esta infección o presenta algún síntoma se deberá realizar una analítica de sangre, y su tratamiento consistirá en la administración de los antibióticos correspondientes. Una vez tratada una persona con sífilis puede volver a contraer la enfermedad, ya que no genera protección para toda la vida.

Existen cuatro etapas en la infección por sífilis y los síntomas, iguales en hombres que en mujeres, varían según la etapa en que se encuentre:

  • Es la fase inicial, en ella aparece una llaga denominada chancro en el lugar por donde entró la enfermedad al cuerpo, aunque puede haber varios chancros que no se vean o pasen desapercibidos puesto que son indoloros. Estas llagan curan por si solas de 3 a 6 semanas, si bien se debe recibir tratamiento para evitar pasar a la siguiente etapa.
  • En esta fase aparecen erupciones cutáneas en las palmas de las manos, los pies, manchas blancas en la boca, inflamación de las glándulas linfáticas, fiebre, dolor de garganta…, síntomas que suelen desaparecer varias semanas después, aunque no se reciba tratamiento, si bien sin este la infección progresará y avanzará a la siguiente fase.
  • Esta fase comienza cuando los síntomas anteriores desaparecen sin haber recibido tratamiento. Puede tener sífilis en el cuerpo durante años sin llegar a presentar ningún síntoma, lo cual sería detectable a través de una analítica de sangre.
  • Muchos años después de contraer la infección, entre un 15 y un 30 % de las personas infectadas que no han recibido tratamiento cursaran esta enfermedad que se convertirá en grave. En esta última fase puede producir dificultad para coordinar la musculatura, parálisis, entumecimiento, ceguera, demencia, dañar el cerebro, problemas cardíacos, etc., llegando en su fase más avanzada a dañar los órganos internos y poder ocasionar la muerte.

La Organización Mundial de la Salud estima que en el año 2016 se produjeron en todo el mundo 5,6 millones de nuevos casos en adolescentes y adultos de 15 a 49 años, sobre una población afectada de 18 millones de casos estimados en el año 2012.

Otras ETS habituales en la actualidad

Otras enfermedades de transmisión sexual son:

  • Puede contraerse a través del sexo anal, vaginal u oral. En los hombres puede causar dolor al orinar y secreción proveniente del pene, si no se trata puede causar problemas en la próstata y testículos. En las mujeres dolor al orinar, aumento de secreciones vaginales. En caso de no tratarse puede provocar problemas en el embarazo o infertilidad.
  • VIH/Sida. El Virus de Inmunodeficiencia humana (VIH) daña el sistema inmunitario del organismo, siendo el Síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) su última fase, si bien no todas las personas con VIH desarrollan Sida. No tiene cura, si bien muchas personas pueden vivir con la enfermedad un largo tiempo.
  • Virus del papiloma humano. Es una infección viral que causa crecimientos en la piel o en las membranas mucosas (verrugas).