¿Qué debemos de hacer si se apagó la llama?
Estar enamorados es uno de los estados emocionales más tiernos y bonitos que todo ser humano puede vivir, sin embargo, con el tiempo, la rutina, el hecho de conocer mejor a la otra persona... este estado se puede ir diluyendo y es que no importa si se es pareja de hecho, se está casado o simplemente se trata de un noviazgo, el amor, como todo en esta vida, puede desaparecer. La realidad, de hecho, nos dice que no importa cuantos años se lleve juntos, si se acaba, lo mejor es cortar por lo sano para que ninguna de las dos partes sufra y, aunque siempre hay una parte que resulta más afectada, lo mejor es no continuar con el sufrimiento puesto que es mejor zanjar la relación como amigos que llegar a extremos irreconciliables.