Las ondas del móvil afectan al apetito sexual
Si bien es verdad que el comportamiento animal es muy diferente al comportamiento humano en lo que a raciocinio se refiere, no lo es tanto cuando hablamos del instinto o de aquello que viene adquirido por nuestra naturaleza. En Japón, un grupo de investigadores del Colegio de Médicos Tokushima ha asegurado que las ondas del móvil perturban el comportamiento sexual de los conejos y estos no distan demasiado del reflejo animal de los humanos o de cualquier otro animal en la Tierra.