Venta de productos eróticos y de higiene íntima

Venta de productos eróticos y de higiene íntima

No sé si alguna vez os he hablado de Comercial Apra, creo que no. Es una empresa distribuidora de artículos eróticos y de higiene íntima que provee a cientos de negocios aquí en España. Son muy conocidos en el sector y por eso mueven grandes volúmenes de producto todos los meses. Mi hermano y yo, desde hace tiempo, estamos pensando en montar un negocio que traspase fronteras, no queremos quedarnos sólo en el mercado Español, y pensando en qué puede vender tanto aquí como en Francia o Alemania, caímos en que el sexo triunfa en todas partes.

Nuestra idea es montar una tienda física en Barcelona que, paralelamente, tenga tienda online en diferentes idiomas: español, inglés, francés y alemán, de modo que los usuarios de esos países también puedan realizarnos pedidos que, previamente, nosotros habremos adquirido en Comercial Apra. Tenemos la intención de crecer y llegar a montar tienda física también en esos países pero, por ahora, empezaremos con el negocio virtual.

Queremos que la tienda en Barcelona sea, además de un escaparate al público, el almacén de la tienda online y realizar desde allí todas las gestiones. El problema, como siempre, es la economía ya que si resulta caro montar algo aquí en España imaginad lo que cuesta intentar hacer llegar nuestros productos a otros países, aunque sea a través de Internet. Necesitamos página web, marketing digital en diferentes idiomas, campañas publicitarias y mucha inversión en producto anda más empezar. Por eso hemos buscado ayuda, algo que no es tarea fácil, pero hemos encontrado algo que merece la pena. Cofides es una compañía española de financiación del desarrollo que apuesta por la expansión de empresas nacionales fuera de nuestras fronteras. Tienen varios productos financieros interesantes que podrían sernos de mucha ayuda y aunque eso no vaya a solucionarnos todos los problemas, sí que nos allanará el camino.

Los tabúes siempre son un problema

Sin embargo, en este negocio tenemos un hándicap y es que no a todo el mundo le gusta invertir en sexo. Todos los practicamos, a todos nos gusta, pero el tabú es aún tan enorme que muchos empresarios prefieren no meterse en este sector para evitar que alguien pueda hablar mal de ellos… aunque no entiendo cómo pueden hablar mal de nadie que invierta en salud sexual, pero ese es un tema aparte imagino.

En Alemania, por lo que hemos podido averiguar, son mucho más abiertos de mente que aquí o en Francia e Inglaterra. Parece ser que nos llevan delantera en casi todo, incluido este tema, así que además de contar con Cofides hemos pensado en buscar inversión allí también,  una especie de socio que quiera llevar una sucursal desde Berlín o Múnich que son las ciudades más fuertes a nivel industrial, y en contra de lo difícil que pensábamos que iba a ser, ya tenemos dos candidatos que quieren unirse al proyecto.

La cosa va a ir lenta (tampoco pretendemos llegar y besar el santo), pero parece que todo va tomando forma y que aquella locura que nació un día de borrachera se va a convertir en una realidad tangible que puede darnos trabajo y beneficios así que no podríamos estar más contentos. Y aquellos que tengan prejuicios deberían subirse al vagón del siglo XXI porque me parece que lo han perdido demasiadas veces ¿o no?

shutterstock_158919251reducida