Trucos para que tu pareja deje de fumar

Trucos para que tu pareja deje de fumar

Hay gurús y coaches por doquier que querrán venderle –y bien pagadas- a tu pareja “excelentes” e “infalibles” técnicas para dejar de fumar. Créeme, la oferta de hipnosis con un 40% de descuento que le intentan vender por Internet solo va a conseguir que deje de tener 60 euros y no que deje de fumar. Pero, oye, si confía en los sabios chamanes de tribus que todo lo curan, en las meigas y en Rapel –y tú le apoyas en sus contemporáneas e ilustradas creencias-, no hace falta que continúes leyendo, quizá su fe le libere de la energía negativa del petróleo y la nicotina.

  1. Proponle un plan de acción. Esto es una técnica de venta como las que puedan utilizar todos tus competidores. Sin una estrategia que le abra los ojos y le dé un mínimo de esperanza que le haga ver la luz al final de este túnel de humo gris, no vas a ninguna parte. Háblale de unos sencillos pasos, de una rutina divertida, de un reto personal en el que tú serás su soporte y guía.
  2. Que el plan de acción incluya control. No te asustes, yo también creo que controlar a tu pareja es algo malo y más Neandertal que digno de alguien que sabe leer. No le pegues, no le insultes. Tú solo controla que no está fumando, cual madre que teme que su hijo empieza a fumar, pero mejor, su madre no ha conseguido gran cosa. De ahí que tú te hayas inmerso en este plan.
  3. Que el plan de acción incluya placer. En este paso tampoco te asustes. No es tan difícil aumentar el rendimiento de tu aparato reproductor. Volved al principio, al punto álgido de vuestra relación y que el sexo sea brillante y, sobre todo, prolongado. Es importante ocupar su tiempo libre en cosas buenas que le satisfagan y le hagan olvidar, por un instante, que no está fumando. ¿El piti de después? Ten preparado chocolate. ¿No quiere engordar? Vuelve al principio del punto tres y así sucesivamente. No va a hacer todo tu pareja, tú también tienes que poner de tu parte. Todo de tu parte.
  4. Que el plan de acción que no debe incluir pitillos incluya sucedáneo de pitillo. Un cigarrillo electrónico  no es tabaco, permitirá que se relaje y, por lo tanto, esto conllevará que tú podrás tomar aire y dedicarte a otros quehaceres diferentes al sexo, la vigilancia y la compra de chocolate. Los cigarrillos electrónicos del Club del cigarrillo electrónico no son muy caros y, si bien son algo extraño, más lo es tomar un brebaje de meigas que paraliza tus papilas gustativas hasta que dejes de desear fumar. Recuerda que hay que evitar la propagación de su fe en patrañas absurdas.
  5. Que el plan de acción incluya patrañas absurdas made in tu casa. Enjuague con manzanilla dos veces al día e inclusión de mucho romero cada vez que coméis carne. Si se cree –como todo el mundo- las bobadas que recomiendan los médicos, según los cuales deberíamos tomar cinco piezas de fruta, noventa litros de agua y ochenta toneladas de potasio al día, no será difícil hacer que crea en tus patrañas. Eres su pareja, le conoces bien. Miente como nunca.
  6. Que el plan de acción incluya un Plan B por si te pilla mintiendo. Se sentirá fatal y acabará fumando el doble. Y no queremos efecto rebote, ¿verdad?

Deja un comentario