España, a la cabeza de la reproducción asistida

España, a la cabeza de la reproducción asistida

España es el país de Europa donde más tratamientos de reproducción asistida se realizan, según un informe de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología (ESHRE, por sus siglas en inglés). Con los datos del año 2014, que son los últimos disponibles, vemos que en España se llevaron a cabo hasta 109.275 ciclos de tratamiento, situándose por delante de Rusia (con un total de 94.985) y de Francia (con 90.434), que hasta el año 2013 era el país europeo que estaba en cabeza. Una de las posibles razones para liderar esta clasificación es el buen funcionamiento de la donación de óvulos en España ya que somos uno de los países donde más ovodonación solidaria hay actualmente.

Ividona es una de las clínicas referentes de fertilidad en nuestro país y su programa de donación de óvulos es de los mejores a nivel mundial. Esta compañía funciona en nuestro país ya que aquí la legislación sí permite la de donación de óvulos, una técnica que, aparte de en República Checa, tiene restricciones en otros países. En IVI, una las mejores clínicas para donar óvulos, llevan más de 25 años ofreciendo las mejores técnicas de reproducción asistida gracias a las cuáles han nacido más de 110.000 niños en el mundo. La donación de óvulos es la más importante, con mayor tasa de éxito. Los óvulos proceden de mujeres menores de 30 años a las que se les da una compensación económica porque la extracción precisa de una intervención. Se trata de una compensación económica resarcitoria justa por las molestias ocasionadas, ya que es muy necesaria: tiene un 50 por ciento de eficacia frente a la que menos, la inseminación intrauterina, en la que el semen, tras un tratamiento en el laboratorio, se introduce en el útero durante la fase de ovulación de la mujer y tiene un 11,8 de éxito.

La donación de óvulos es un tratamiento de fertilidad para las mujeres que no pueden producir sus propios óvulos o tienen riesgo de transmitir una enfermedad genética. Los óvulos donados son fertilizados con el esperma asociado y transferidos como un embrión para el embarazo. La razón principal por la cual las mujeres no producen óvulos está relacionada especialmente con la edad, sobre todo en un país como el nuestro, donde las mujeres, bien por razones económicas o de trabajo, esperan cada vez más para tener hijos. A medida que las mujeres envejecen los óvulos disminuyen en número y en calidadn hasta la menopausia, momento en que ya de forma natural la reproducción no es posible. Algunas mujeres experimentan una menopausia prematura como la insuficiencia ovárica primaria, mientras que otras pueden tener problemas ováricos que impiden el desarrollo y la ovulación. En tales casos la donación de óvulos es el único tratamiento para el embarazo al que pueden recurrir.

La donación de óvulos, como la donación de esperma, es un tratamiento de “terceros” y sensible a la cultura local y a la regulación. En Alemania, por ejemplo, la donación de óvulos no está permitida, mientras que en Europa se permite con el anonimato del donante (como en Francia, Grecia, Hungría, Italia, Polonia, Portugal, Eslovenia y España), o sin anonimato (como en Austria, Finlandia, Países Bajos, Suecia y Reino Unido).

El pago por la donación de óvulos

También hay variaciones en las cantidades de indemnización para las donantes de óvulos. En Francia solo se proporciona el reembolso de los gastos comprobados; en Portugal, una suma específica de 627 euros; en el Reino Unido, una cantidad fija de 750 libras para cubrir cualquier pérdida financiera en la que se incurra en relación con la donación; y en España el importe fijo es de alrededor de unos 900 euros (con cierta variabilidad).

En cuanto a los motivos, en Europa casi la mitad de las mujeres (un 47,8 por ciento) se decantaron por el puro altruismo, un 33,9 por ciento por motivos altruistas y financieros, y un 10,8 por ciento escoge el puramente financiero. Altos niveles de altruismo puro se pueden encontrar en Bélgica (86,2%), Finlandia (88,7%) y Francia (100%). Donde hay un alto porcentaje de motivación puramente económica es en Grecia (39,5%), Rusia (52,3%) y Ucrania (28,3%).

En una declaración de 2007 sobre la ética de la donación de óvulos, la American Society for Reproductive Medicine (ASRM) dijo que la compensación financiera a las mujeres que donan ovocitos se justifica como reconocimiento por el tiempo, las molestias y la incomodidad asociados al tratamiento.

La discusión sobre compensación plantea dos preocupaciones éticas relacionadas con la donación de óvulos: que los donantes sanos se conviertan en pacientes en el curso de ayudar a otros; y que la compensación reduce el valor de los ovocitos al de mercancía.